Los Estados árabes piden que se reduzca la brecha salarial por motivo de género en la región

23 Feb 2024 - 23 Feb 2024
-
Offline

La Coalición Internacional en favor de la Igualdad de Remuneración (EPIC), creada conjuntamente por la OIT, ONU-Mujeres y la OCDE, ha sido testigo del compromiso de los altos funcionarios de toda la región de los Estados árabes para garantizar la igualdad de remuneración entre hombres y mujeres.

Representantes de los gobiernos, las empresas y la sociedad civil procedentes de diez países de la región de los Estados árabes se reunieron en Ammán para saber más sobre EPIC y solicitar su apoyo para promover la igualdad de remuneración entre mujeres y hombres.

EPIC fue creada en septiembre de 2017 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ONU-Mujeres y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) como un foro mundial para impulsar el compromiso y la acción de la comunidad internacional a fin de reducir la persistente brecha salarial por motivo de género. Hablando en el evento, el Ministro de Trabajo, Sr. Nidal Al Batayneh, señaló que Jordania está comprometida a promover la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo. A este respecto, se han aprobado recientemente varias enmiendas a la legislación laboral que consagran el principio de la igualdad salarial y proporcionan medidas para apoyar a los padres que trabajan a través de servicios de cuidado infantil, de la licencia de paternidad y de modalidades de trabajo flexible.

El Sr. Abeer Dabaneh, Coordinador de Derechos Humanos en la Oficina del Primer Ministro, señaló que el Gobierno de Jordania está comprometido a aplicar los convenios de la OIT y otros instrumentos internacionales sobre la igualdad de género que ha ratificado, en particular las normas sobre la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, y que consideraría la ratificación de nuevos instrumentos, incluido el nuevo Convenio sobre la violencia y el acoso, 2019 (núm. 190).

La Dr. Salma Nims, Presidenta de la Comisión Nacional de Mujeres de Jordania, explicó que precisamente debido a medidas como el impulso de una reforma de la legislación laboral que tuviera en cuenta las consideraciones de género, en particular el principio de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, se ha invitado a Jordania a ser miembro del Comité Directivo de EPIC. También indicó que formar parte de dicha plataforma brinda la oportunidad “de aprender de los demás y de compartir nuestras experiencias. Dado que nuestros países comparten muchos problemas y objetivos, la presentación de hoy ofrece a otros países árabes la oportunidad de unirse a EPIC y de fortalecer nuestro compromiso de lograr la igualdad de remuneración en los Estados árabes.”

Durante dos días en los que hubo discusiones con expertos e intercambios de buenas prácticas, los participantes del evento valoraron las experiencias compartidas por los gobiernos miembros de EPIC, como Jordania, Suiza y el Reino Unido. Ello incluye experiencias con respecto a la legislación, que ayudaron a destacar las cuestiones de la discriminación salarial, la segregación ocupacional y los bajos salarios en los empleos en los que las mujeres tradicionalmente predominan, así como a mostrar políticas proactivas para abordar tales cuestiones.

La Organización Internacional de Empleadores y la Confederación Sindical Internacional, también miembros de EPIC, participaron en las discusiones intercambiando ejemplos de cómo las organizaciones de empleadores y de trabajadores pueden promover la igualdad salarial. Los expertos en igualdad de género, salarios y empoderamiento económico de las mujeres compartieron estadísticas de la región sobre la brecha salarial por motivo de género, así como sobre su magnitud y los métodos de cálculo.

El Sr. Tone Allers, Embajador de Noruega ante Jordania, subrayó la importancia de la igualdad de género como derecho humano y como clave para el crecimiento económico, y compartió ejemplos de Noruega que mostraban que la reducción de las disparidades salariales por razón de género ha ayudado a lograr las metas de desarrollo social y económico del país.

Orador en el evento, el Sr. Erik Ullenhag, Embajador de Suecia ante Jordania, subrayó que “Suecia tiene una política exterior feminista, y cerrar la brecha salarial por motivo de género es una prioridad fundamental para el país. Suecia seguirá apoyado a ONU-Mujeres, a la OIT y a todas las partes interesadas a fin de acelerar la consecución del ODS 8 y de hacer realidad el programa de EPIC”.

El Sr. Frank Hagemann, Director Regional Adjunto de la Oficina Regional de la OIT para los Estados Árabes, explicó que, aunque el principio de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor forma parte de la Constitución de la OIT, redactada en 1919, y se refleja en el Convenio sobre igualdad de remuneración, 1951 (núm. 100), no ha sido fácil ponerlo en práctica. “Los países han avanzado en lo que respecta a la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, pero siguen a la zaga cuando se trata de materializarlo. Por este motivo, en muchos países los mecánicos pueden ganar más que el personal de enfermería, o los guardias de seguridad más que los cuidadores infantiles. Los hombres y las mujeres deben percibir la misma remuneración, no sólo si realizan el mismo trabajo, sino también si el trabajo que realizan es similar en términos de competencias y responsabilidad, pero en diferentes industrias.”

Dado que la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor es un elemento esencial de los marcos normativos mundiales, como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, la Sra. Janneke van der Graaff-Kukler, Directora Regional Adjunta de la Oficina Regional de ONU-Mujeres para los Estados árabes, subrayó el papel determinante que desempeña el sector privado en el cierre de la brecha salarial por razón de género. “El sector privado tiene la responsabilidad de brindar el mismo apoyo a hombres y mujeres en su progresión profesional, en particular estableciendo normas empresariales que promuevan la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, así como el liderazgo de las mujeres en el lugar de trabajo, y que proporcionen apoyo a los servicios de cuidado infantil y a las personas de edad avanzada. Los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres ofrecen un marco integrado para que las empresas comparen sus progresos a este respecto”.

Los representantes de los gobiernos y de las organizaciones de empleadores y de trabajadores expresaron sus compromisos. Iraq se comprometió a establecer un salario mínimo en los sectores en los que predominan las mujeres; Egipto y el territorio palestino ocupado se comprometieron a llevar a cabo diálogo social para promover políticas de trabajo equitativas, y en particular sobre la igualdad de remuneración; los Emiratos Árabes Unidos se comprometieron a fortalecer la Ley de Igualdad de Remuneración vigente; y Túnez expresó su intención de unirse a EPIC.

A nivel mundial, EPIC cuenta entre sus miembros a 16 gobiernos (incluida Jordania en la región de los Estados árabes), la Organización Internacional de Empleadores, la Confederación Sindical Internacional, empresas del sector privado, organizaciones no gubernamentales y organismos especializados de las Naciones Unidas.

El lanzamiento de EPIC en la región de los Estados árabes fue posible gracias al generoso apoyo de los Gobiernos de Suecia y Noruega.